QUÉ ES LA COSMÉTICA NATURAL

Natural. Bonito palabro. Que viene de la naturaleza.

Seguro que cuando piensas en cosas naturales, te vienen a la mente bosques encantadores y praderas verdes como en las que da vueltas sin para Julie Andrews en “Sonrisas y Lágrimas” (que por cierto, la historia real detrás de la peli tiene más de lágrimas que de sonrisas… pero bueno, eso es otra historia).

Al tema… la Cosmética Natural está un poco maltratada, al igual que lo estamos, también un poco, los que nos dedicamos a esto o que simplemente hemos decidido eliminar el uso de cosméticos convencionales.

Es muy habitual que cuando hablas de la cosmética natural, dentro de la cabeza del interlocutor se forme una imagen de ti tipo druida (o en el peor de los casos, tipo Paco Porras… no te digo ná y te lo digo tó), como el de Astérix, que se pasa el día recolectando hierbas silvestres para hacer infusiones y pociones en marmitas, como esa en la que se cayó Obélix cuando era pequeño…En fin, que algo de cierto hay, pero no todo, al menos en mi caso.

Paco Porras, en serio, yo no soy así.


Por otro lado, mi corazoncito de Química no deja de sentirse un poco roto, cada vez que leo o que oigo, que la cosmética natural es la que no lleva químicos, ni conservantes… que eso lo he leído yo con mis propios ojitos, y lo siento, pero eso es una mentira como una catedral de grande: todo lo que nos rodea está formado por átomos y esos átomos, se rodean de electrones, protones, neutrones … TODO, hasta la mina de tu lápiz, que está hecha de grafito… y por tanto no podemos decir que la cosmética natural no lleva químicos, podemos decir, que no lleva sustancias perjudiciales o sospechosas de serlo, pero no que no lleva químicos, porque Todo es una sustancia química en su mínima expresión.

Estructura química del grafito.


Otra cosa… que no lleva conservantes… Cierto es que si tú te haces un cosmético casero puedes no añadirle un conservante, si lo vas a utilizar en dos o tres días máximo, pero si quieres hacerte algo para que te dure más, le tienes que echar un conservante SÍ o SÍ ¿queda claro? Pues eso…

¿Qué cosméticos llevan conservantes? Todos aquellos en base acuosa, es decir, que lleven agua en su composición, o un hidrolato, o una infusión… si hay agua, se necesita un conservante, ya que éste es un medio perfecto para la proliferación de bacterias, hongos y otros microorganismos, eso sí, tanto los conservantes y otros pocos ingredientes sintéticos aceptados en cosmética natural son los más suaves de todos los que se utilizan habitualmente.

¿Y qué cosméticos no llevan conservantes y te la quieren meter doblada diciendo en su etiqueta y bien grande “SIN CONSERVANTES” como si eso fuera una gran proeza? Cosméticos de base oleosa, que NO llevan componente acuoso. Mantecas puras, aceites vegetales o una mezcla de ellos NO NECESITAN conservantes. Necesitan, por norma general, sustancias antioxidantes, ya que las grasas, los aceites, están constituidos por triglicéridos, que son ésteres de una molécula de glicerina con tres ácidos grasos y pueden haber tanto enlaces simples como dobles ( que unen átomos entre sí) y cuantos más dobles enlaces haya, más fácil reaccionan frente al oxígeno del aire (Holiiiii sustancia química naturalllllll…) Por tanto, para que no se oxide, añadimos, como dije antes, antioxidantes. Y ¿cuál es el antioxidante por excelencia? Un gran aplauso para la Vitamina E o Tocoferol ¡¡¡Ueehhhhh!! y adivina qué… ¡También es una sustancia químicaaaa!

Estructura química de la Vitamina E


Es lo mismo que el petróleo, que tiene un origen natural… otra cosa es que sea bueno para nuestros cuerpecitos serranos ¿Se ha entendido esto verdad?

La cosmética natural basa su formulación en la utilización de ingredientes de origen biológico, tanto mineral (pigmentos o micas para sombras de ojos por ejemplo) como vegetal (aceites, extractos… y derivados)

Lo que NO ES COSMÉTICA NATURAL, es ese producto que puedes encontrar en cualquier parte, y defínase cualquier parte como: Farmacia, Parafarmacia, herbolario, supermercado, tienda de lo que sea y últimamente córners en perfumerías muy habituales del día a día que se las dan de natural y cuando le das la vuelta al envase y lees la etiqueta (radicalismo lo llaman algunos… ay que me da la tos…) te das cuenta de que lo único natural es un ingrediente o dos, que sí, que sí, esos dos ingredientes son totalmente naturales, pero lo demás… ¡Ay Omá!

Atención, atención, que aquí viene una enumeración de ingredientes que NO DEBEN LLEVAR (otro día te explicaré de cada uno de ellos con mayor profundidad):

. Derivados del petróleo y siliconas: pueden aparecer como mineral oil , parafina, petrolatum, dimethicona… Dan una falsa sensación de hidratación, porque tiene un tacto suave y oleoso, pero solo es un quiero y no puedo. Es muy barato y por eso es tan utilizado en la industria cosmética.

. PEG’s (Polietilenglicoles) y derivados: Son un tipo de polímero y en cosmética se utilizan como emolientes, es decir, para unir perfectamente una fase acuosa y una oleosa (porque si no, se separarían y quedaría una guarri-crema). No es que sean perjudiciales en sí mismos, pero si el método de obtención no es puro, pueden ir acompañados de otras sustancias que sí son perjudiciales.

. Ftalatos: se suelen utilizar, en cosmética (y en productos del hogar) para fijar fragancias. Son contaminantes hormonales. Su composición química es tan parecida a algunas de nuestras hormonas que al introducirse en nuestro cuerpo pueden “suplantarlas” y se lía la de Dios.

. Parabenos: son conservantes y muy muy controvertidos. No está probado que en sí mismos causen cáncer, pero podría haber una relación…

. Fenoxietanol: también es un conservante. Y puede causar irritación. Tiene un máximo de concentración por producto… el problema es que si es acumulativo y utilizas muchos productos con este mínimo, la cantidad que realmente te estás metiendo "pal" cuerpo lo superas con creces … en las toallitas de bebé es un conservante muy habitual por ejemplo.

. Fragancias sintéticas: aparecen como “parfum” y se conocen también como almizcles sintéticos. Están formados por compuestos policíclicos y son la causa más frecuente de reacción alérgica a los productos cosméticos.

Estos son los más “noticiables” por así decir, y lo de los estudios científicos hay que cogerlo con pinzas. ¿Por qué? Porque hay estudios a favor y en contra. Científicos que echan por tierra el trabajo de otros científicos… intereses comerciales… No sé. Cada cual que haga lo que quiera, faltaría más, pero a mí me gusta guiarme por el PRINCIPIO DE PRECAUCIÓN, que también se podría llamar el Principio de Por si las moscas, y prefiero no jugármela y que dentro de unos años haya más estudios que demuestren que eran perjudiciales y yo aquí usándolos, a troche y moche.

Y es que resulta que tampoco pasa nada por dejar de usarlas, porque eso hace que usemos ingredientes que realmente tienen beneficios para la piel. No son un parecer ¿me entiendes? Sino que todo ingrediente en cosmética natural tiene una función efectiva y beneficiosa.

Ya Sonia, pero es que yo no tengo ni tiempo ni ganas de estar leyendo etiquetas todo el rato… qué agotamiento… ¿no hay una manera fácil y rápida de diferenciarla?

Bueno, puedes utilizar Cosmética Natural Certificada. En sus etiquetas verás sellos certificando que verdaderamente es cosmética natural (y en muchas ocasiones ecológica) y si aprendes cuáles son los más habituales, irás más rápido que el rayo.


Mi cosmética está certificada por Bio.Inspecta bajo la norma Bio.Vida.Sana, que no solo te asegura que lo que pone en la etiqueta es verdad verdadera, sino que además hay un compromiso con el medio ambiente y con el trabajo digno. Además, lo que personalmente busco es ayudar a cualquier persona que no encuentre solución para su pequeñ@ y que se dé cuenta de que esto no es magia, es ciencia y mezcla de sinergias que funcionan de maravilla y que la piel mejora, es un hecho.

Me gustaría que me contaras qué te parece esto de la cosmética natural y qué haces tú para dar pasitos hacia el cambio.

Un abrazo de oso canadiense.

Sonia.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información