RECETA DE JABÓN CASERO PARA UNA DUCHA ZERO WASTE

Como te prometí, aquí te traigo una receta estupenda para que te hagas unos jaboncitos muy chulos y dejes de lado los envases a la hora de la ducha (si es que te apetece ¡Claro!)

Lo primero de todo, debes saber (si no lo sabes ya) que las MEDIDAS DE SEGURIDAD, a la hora de elaborar jabón cuya base es la sosa o hidróxido sódico, son MUY IMPORTANTES, y nunca has de saltártelas. La sosa es tremendamente cáustica y puede causar quemaduras, así que, lo primero:

INDICACIONES DE SEGURIDAD

. Utilizar guantes (pueden ser de látex, nitrilo, de fregar los platos…) y gafas de seguridad.

. No utilizar materiales de/o que contengan aluminio: éste reacciona con la sosa de manera “chunga”, así que NADA DE ALUMINIO.

. Ten cerca vinagre: éste ayuda a neutralizar a la sosa si te cae sobre la piel.

. Intenta que no haya niños ni mascotas cerca para estar pendiente solo del procedimiento

MATERIALES

.Recipientes para el cacharreo (que sean termorresistentes, pueden ser de acero inoxidable, o vidrio resistente al calor, tipo pyrex).

.Batidora de mano.

.Termómetro.

.Cuchara o pala de silicona.

.Pesa de cocina.

.Molde.

.Alcohol.

.Cuchillo.

INGREDIENTES (Para 300 gr. de jabón)

. 64 gr. de OLEATO DE CALÉNDULA

. 23 gr. de ACEITE DE ALMENDRAS

. 37 gr. de ACEITE DE COCO

. 12 gr. de ACEITE DE RICINO

. 69 gr. de MANTECA DE KARITÉ

. 3 gr. de HARINA DE ARROZ

. 1 gr. de VITAMINA E

. 28 gr. de SOSA o HIDRÓXIDO SÓDICO

. 64 gr. de AGUA O INFUSIÓN

PROCEDIMIENTO

Previamente a comenzar, todos los utensilios deben estar limpios y desinfectados: agua y jabón y una vez secos pulverizamos con alcohol y dejamos secar.

Lo primero que vamos a hacer es preparar la parte acuosa: normalmente se utiliza agua, pero yo en esta ocasión voy a utilizar una infusión de rooibos de la marca Hornimans, que además lleva zanahoria, naranja y melocotón.

Prepárala como si te la fueras a beber: puedes hacer dos tazas con dos bolsitas y dejar la infusión reposar. Luego solo tienes que separar en un recipiente los 64 gr. y el resto, ahora que hace calor, te lo tomas con un par de hielos y ¡tan ricamente!

Los recipientes que utilices para las preparaciones tienen que ser un poco grandecitos respecto a lo que vas meter dentro (mejor que sobre que no que falte).

Dejamos enfriar la infusión. Un a vez fría, podemos añadir LA SOSA SOBRE LA INFUSIÓN poco a poco y NUNCA al revés. Añadimos un poco y removemos hasta su disolución y así hasta que hemos añadido toda la sosa. Como ves en la foto, llega a alcanzar una alta temperatura, por eso, cuando estes en este paso, ¡EXTREMA LAS PRECAUCIONES POR FAVOR! Esta mezcla la dejamos en un sitio aparte, donde no moleste, no se vaya a mover y donde ningún peque lo pueda alcanzar. Mientras tanto, vamos a preparar la parte de los aceites.

Pesamos en un recipiente todos los aceites y la manteca. Ésta última es sólida, por lo que debemos calentar la mezcla al baño maría y fuego medio hasta que se vuelva líquida y quede integrada con todos los demás aceites.


Ya lo tenemos casi listo para empezar a jabonear: un paso importante es esperar a que las dos mezclas (la de los aceites y la de infusión-sosa) estén a una temperatura similar. Para poder mezclarlas no debe haber una diferencia de temperatura entre ambas de más de 10ºC.

A continuación, vertemos la mezcla infusión-sosa sobre los aceites y mezclamos con la cuchara. Introducimos la batidora de mano y empezamos a batir a baja velocidad (a alta velocidad puede haber salpicaduras) y removiendo a la vez hasta que alcancemos la TRAZA ( que es ese punto en que la mezcla adquiere una consistencia como de natillas).

Ahí ya podemos dejar de usar la batidora y añadir la harina de arroz y la vitamina E. Yo soy súper fan de los jabones naturales sin olor, me fascina el jabón tal cual, ahora bien, si te gusta que huela a algo en concreto, ahora sería el momento correcto de echar el aceite esencial o mezcla de ellos que te guste más). Removemos bien y vertemos sobre los moldes.

Debemos esperar 24 h para desmoldar y cortar (si utilizas un molde continuo) o simplemente desmoldar si utilizas moldes individuales.

Ahora toca la parte más difícil: Esperar 6 semanas para poder utilizarlos. El proceso de saponificación se completa en este tiempo (nunca menos de 4 semanas).

Si tienes cualquier duda o pregunta sobre el procedimiento o cualquier cosa, ya sabes... Déjame un comentario y anímate a hacerlo. ¡Te va a encantar!

Sonia.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información